En un ambiente económico competitivo, y en donde existe incertidumbre sobre los movimientos de las finanzas nacionales e internacionales, toda compañía debe elaborar planes financieros que se ajusten a diferentes atmósferas con la mayor rigurosidad posible.

Es importante que todos nos preparemos para estos cambios en 2018 con la ayuda de estos cinco consejos:

  1. Establecer metas y objetivos.- En primer lugar, debes fijar en qué se destinará el capital de tu empresa. A partir de un diagnóstico que indique cuál es el estado financiero de tu empresa, puedes establecer hacia dónde quieres que se dirija y fijar una meta financiera realista que incluya rentabilidad, liquidez y apalancamiento.
  1. Elaborar presupuesto.- Tener un registro sólido de todos los capitales que entran y salen de la empresa sirve para elaborar un presupuesto a partir del cual pueda partir tu plan financiero. Registra en los ingresos ganancias, financiamiento externo, entradas diversas por proyectos extra, etcétera; en los egresos considera los gastos fijos como rentas y servicios, mantenimiento y adquisición de insumos.
  1. Priorizar los gastos.- Con el presupuesto elaborado, puedes visualizar los gastos que son imprescindibles para llegar a la meta financiera de tu plan, además de eliminar todos los gastos innecesarios que no reportan beneficios para la empresa. Restringir las salidas de capital sirve para mantener el gasto al mínimo y optimizar los ahorros de la empresa.
  1. Calendarización y proyección de metas.- Realiza un calendario de pagos, inversiones y gastos, a corto, mediano y largo plazo, que contemple las metas y alcances del plan financiero. Esto sirve para establecer la disponibilidad de capital a lo largo del año, visualizar cuánto tiempo tomará alcanzar cada meta y administrar de manera inteligente los recursos en caso de emergencias e imprevistos.
  1. Verificar el plan financiero y crea diversos escenarios.- Comprueba que los gastos contemplados y el ahorro que se obtendrá con tu plan corresponda a las metas fijadas en primer término, que no existen fugas de dinero y que el propio plan puede ser susceptible de cambios en caso de requerir ajustes. Esto último es importante, pues los factores externos del mercado, como tasas de interés, las fluctuaciones en el mercado y reformas financieras y fiscales, son impredecibles, y debes estar preparado para realizar cambios en el plan inicial que te permitan continuar con tu meta financiera.

Si necesitas asesoría especializada no dudes en contactarnos info@mhcg.mx

Entradas recomendadas