¿Has escuchado acerca del crédito simple?

Es un crédito a largo plazo que se otorga a empresas del sector comercio, industria o servicios y puede ser destinado, por ejemplo, para la compra de activos fijos de tu empresa, para aumentar la capacidad de producción del negocio o para la construcción de una fábrica.

Hay varios tipos de Crédito simple:

  • Sin Garantía. Se dispone en una sola ocasión, tiene un plazo, monto y tasa determinado.
  • Con Garantía Prendaria. Requieres dejar como garantía generalmente un vehículo o una mercancía.
  • Con Garantía Hipotecaria. La garantía es un bien inmueble, puede ser una propiedad particular o un bien de la sociedad acreditada.
  • Con Garantía Fiduciaria. El bien, mueble o inmueble, se afecta en un fideicomiso que garantiza el pago del crédito.
  • Con Garantía Personal. Se debe acompañar de la firma de un aval u obligado solidario.
  • Con Garantía líquida. Previo al otorgamiento del crédito se requiere la entrega de una cantidad equivalente a 1 o 2 mensualidades, que será devuelta al pago puntual del crédito o aplicada a las últimas dos mensualidades.
  • Grupal o solidario. Otorgado a una colectividad de 10 personas generalmente, y todos responden del pago puntual del total del crédito y no sólo de su parte individual.

Los sectores que ofrecen este tipo de producto son:

  • Instituciones de Banca de Desarrollo.
  • Instituciones de Banca Múltiple.
  • Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.
  • Sociedades Financieras Populares.
  • Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, E.N.R.
  • Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, E.R.
  • Uniones de Crédito.

En el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros de la Condusef, hay un total de 2 mil 27 productos de crédito simple registrados. Puedes ingresar a través del Buró de Entidades Financieras: www.buro.gob.mx, y también consultar la ficha técnica de cada uno.

Pon mucha atención porque hay Instituciones Financieras que te ofrecen este producto con tasas de interés anual que pueden ir desde 0%, 1% y 2% hasta 456%. Evalúa si te conviene.

¿Quiénes son los involucrados en el contrato de crédito simple?

Acreedor o acreditante: Es la Institución Financiera o proveedor de bienes y servicios obligado durante determinado tiempo, a poner a disposición de una persona física o moral una cantidad de dinero, o a contraer por cuenta de ésta una obligación.

Deudor o acreditado: Es la persona física o moral que disfruta de la cantidad otorgada por el Acreedor o Acreditante, o resulta beneficiado de las obligaciones que el Acreditante contrae por cuenta del Acreditado.

A cambio de ello, el Deudor o Acreditado queda obligado a pagar el capital más los intereses y comisiones pactados previamente en el Contrato de Apertura de Crédito Simple.

Entradas recomendadas