La falta de dinero es uno de los principales problemas que enfrentan los emprendedores, por lo que no es nada extraño que la mayoría de ellos recurran a instituciones financieras en busca de un préstamo o busquen socios con suficiente dinero para que el negocio siga operando.

¿Cuál es la mejor opción para un emprendedor?, la respuesta siempre dependerá del momento en el que se encuentre el proyecto y de las necesidades de cada emprendedor; lo que es un hecho es que elegir entre un crédito o capital no es una decisión que se deba tomar a la ligera.

Antes de tomar cualquier decisión, te recomendamos conocer las diferencias:

Crédito

Regreso. El dinero forzosamente debe regresar a la institución que te lo prestóCosto. El préstamo tendrá intereses.Respaldo. La institución financiera pedirá garantías para asegurar su dinero. Puede ser prendaria (terreno, departamento, auto, maquinaría, etc.) o por medio de un aval (familiar o amigo que esté dispuesto a hacerse cargo de tu deuda si tú no puedes pagar).Necesidades. Debes tener muy claro lo que necesita tu negocio para saber si las condiciones del crédito que solicitas te favorecen.Proveedor. Instituciones financieras.

Capital

No regreso. Los inversionistas que aportan dinero a tu proyecto, ya sea a través de un fondo de inversión o de manera directa, saben que ese dinero no necesariamente regresará a sus manos. Al invertir se convierten en socios de la empresa y asumen los mismos riesgos que tú.Precio. Es el porcentaje (acciones) que los inversionistas tendrán de tu empresa.Respaldo. En las aportaciones de capital no hay un respaldo físico, ya que están invirtiendo en un proyecto o en una idea. Los inversionistas asumen sus propios riesgos.Necesidades. Al igual que en el caso del crédito, la participación de socios que aporten capital a tu proyecto dependerá de la situación y del momento en que se encuentre tu empresaProveedor: Amigos, familia, inversionistas privados (inversionistas ángeles) y fondos de inversión.

Cuando un proyecto está en una etapa muy temprana lo que más conviene es optar por el crédito y usar el dinero de manera inteligente para hacer crecer el negocio.

Ahora te presentamos las ventajas y desventajas de uno y otro:

Ventajas y desventajas del crédito

Una vez liquidado la empresa es dueña de los activos generados por el financiamiento.Una vez liquidado, el gasto financiero desaparece y el flujo de efectivo aumenta.Beneficios Fiscales.Si no se liquida se cubre con garantía.Si no se utiliza bien el crédito, el emprendedor puede terminar trabajando sólo para pagar el préstamo a la institución financiera.

Ventajas y desventajas del capital

El capital se queda en la empresa incrementando su valor.Se cuenta con apoyo de management y experiencia de inversionistas.No existe un gasto financiero fijo.Se entrega un porcentaje de la empresa.Los inversionistas que confiaron su capital a la empresa participan en la toma de decisiones, característica que no ha todos los emprendedores los hace sentir muy cómodos.

Es un error pensar en que el crédito es mejor que el capital o viceversa, todo de pende de la situación y el momento por el que atraviese el emprendedor y la empresa. Se recomienda que los emprendedores, en el caso del capital, pierdan el miedo a ceder parte de sus acciones, pues “más vale el 10 por ciento de algo grande que el 100 por ciento de algo pequeño”.

En el caso del crédito sugiere buscar una deuda buena para la empresa y hacer que ésta genere crecimiento en el negocio.

En MH Consulting Group somos especialistas en la obtención de financiamiento en las mejores condiciones del mercados, ademas de que contamos con un equipo de analistas que te ayudará a hacer un diagnostico financiero de tu compañía y te daremos una serie de recomendaciones para que los recursos que se obtengan por medio del financiamiento se aprovechen al máximo, solicita información sin compromiso info@mhcg.mx.

Entradas recomendadas