El ahorro es importante en cualquier momento de la vida. Esta práctica se debe realizar tanto de forma individual como de manera empresarial. Para las empresas la reducción de sus costos contribuye a mantener su rentabilidad y nivel competitivo.

Con un plan de ahorro adecuado la empresa podrá sumar el esfuerzo de aumentar sus ganancias, mantener una buena liquidez, reforzar las relaciones con sus clientes y proveedores, así como incrementar su eficiencia.

Pero, ¿cómo se logra todo esto?

Para comenzar a planear el ahorro empresarial se sugiere considerar los siguientes egresos en su compañía:

Reducción de los gastos inmediatos.Controlar los pagos a través de un plan de gastos, según la empresa.Analizar y evaluar el consumo de acuerdo a las decisiones de la empresa.

Después de haber evaluado cuánto ha sido el gasto de la empresa durante un periodo de tiempo, quizá la cifra final de egresos sea sorprendente, sobre todo si en su mayoría se ha gastado en cosas innecesarias.

A continuación se presentan algunos consejos para lograr el ahorro en la empresa:

Reducir gastos con la tecnología. El uso de correo electrónico contribuye al ahorro de papel, así como a mantener una comunicación constante con el cliente.Mantener documentos contables al corriente. Someter a la empresa a una auditoria anual, con lo que se puede ahorrar a futuro algún pago de multas o problemas fiscales.

Obtener mejores precios de los proveedores. Mantener las relaciones comerciales con los proveedores puede representar un ahorro significativo a largo plazo.

Contratar un Outsourcing. Representa una subcontratación de servicios que busca agilizar y economizar el desarrollo de la empresa.

Ahorrar en servicios de mensajería y transporte. Planear las entregas que requieran servicios de mensajería u otros que puedan utilizar un transporte especializado.Pagar con intercambio de servicios o productos. Una manera fácil de ahorrar y pagar a los proveedores.

Llevar un control de gastos. Hacer un inventario de los recursos que se tienen y se requieren.

Trabajar desde casa. Una opción viable, si la empresa es pequeña, evita el pago de renta de una oficina, de personal, servicios adicionales, entre otros.Hacer un buen uso de servicios y equipos.

Usar eficientemente las herramientas de trabajo, instalaciones y consumo de los servicios básicos.

Buscar financiamiento con intereses más bajos. Cuando se requiera buscar otras opciones de finanzas lo recomendable es investigar la opción con los intereses más bajos.

El objetivo de estos consejos es ayudar a la empresa a conseguir sus objetivos claros de permanencia en el mercado, al mismo tiempo buscar invertir en nuevos proyectos y con esto su crecimiento.

Entradas recomendadas